Buscar
  • EKO de México

El oro sin refinar

‘Buddhadhatu’, la naturaleza de Buda; es la cualidad esencial más digna de un ser humano.

En el mundo profano suele considerarse que un hombre es superior o mejor que una mujer, pero Buda nos enseña que no hay diferencia entre hombre y mujer, ambos tienen la naturaleza de Buda; la misma posibilidad de lograr la iluminación. Saber eso, es lo más importante.

La alquimia permite refinar el oro, quitándole todas las impurezas.

Si se refina el oro de la propia mente-corazón, quitándole todos los apegos, cualquier persona puede descubrir una misma ‘Buddhadhatu’; es decir, la naturaleza de Buda.

-Śūraṃgamasamādhisūtra

Los tres apegos del ser humano.

Todos los seres humanos somos diferentes desde el nacimiento, las diferencias son variables. Sin embargo, hay una cualidad excelente que todos tenemos sin excepción. Es como una semilla a la cual se le nombra ‘Buddhadhatu’ (naturaleza o esencia de Buda); es la posibilidad de volverse un Buda.

Es algo asombroso y difícil de creer.

Nosotros somos ignorantes por eso diariamente sufrimos, nos enojamos, odiamos y parece que estamos muy lejos de la Iluminación. Pero es porque nos estorban los apegos.

El oro brilla. Una medalla de oro brilla en el pecho del ganador. Pero ese oro no brillaba así desde un principio. Cuando se mira el oro que hay en mí, aun es impuro. Tiene que haber un proceso de refinamiento para eliminar las impurezas, luego pulirlo y por fin el oro brillará.

También es así con las capacidades y talentos de una persona, si no las practica, no se desarrollan. El corazón de un ser humano no brillará como el de un Buda sin hacer ninguna práctica. Es necesario esforzarse para quitar los apegos y pulir el corazón; así aparecerá esa semilla de Buda y empezará a brillar.

El budismo nos enseña que hay tres grandes raíces del apego: codicia, ira e ignorancia.

Todo eso nace del egoísmo. La codicia es hacer u obtener todo lo que se desea, la ira es la obsesión de ser una víctima y la ignorancia es lo que permite creer que es posible poseer propiedades y familia. Tenemos que darnos cuenta de estos apegos y tratar de ir quitándolos uno por uno. De esa manera podremos encontrar la semilla de Buda para desarrollarla y pulirla hasta que brille.


0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com