Buscar
  • EKO de México

El tercer piso

Había una vez, un señor muy rico pero ignorante. Al ver un lujoso edificio de tres pisos de otro señor rico, le causó muchísima envidia, y pensó: “por supuesto que yo también debo tener un edificio así”.

Enseguida llamó a un maestro constructor y le mandó construir un lujoso edificio de tres pisos de altura. El constructor primero comenzó con los cimientos, después construiría el primer piso, luego el segundo y finalmente el tercer piso. Entonces, al saberlo, el ignorante señor rico se enfadó y le gritó:

“¡Yo no quiero los cimientos, ni el primer ni el segundo piso, lo único que quiero es el tercer piso! ¡Hazlo ya!”

Una persona ignorante no sabe trabajar ni esforzarse, solamente desea los buenos resultados. Sin embargo, así como no existe un tercer piso sin los cimientos, así mismo, jamás se pueden tener buenos resultados sin esfuerzo.

No existe ningún edificio sin cimientos

Todas las cosas necesitan cimientos sin excepción. Sin cimientos no se puede esperar que suceda ningún desarrollo. Es lógico, pero mucha gente lo olvida.

Esta fábula nos habla de una persona ignorante y rica que pide construir únicamente el tercer piso sin los cimientos, ni el primer ni el segundo piso. Pero, ya sea en el estudio o el trabajo los cimientos son esenciales, son lo más importante. Primero debemos aprender lo fundamental y después será posible ir profundizando o avanzando paso a paso. Este es el proceso natural del esfuerzo e incluso del sufrimiento. Pero sin esfuerzo ni sufrimiento, las cosas no se logran.

En el Nirvana Sutra, se dice que las últimas palabras de Buda fueron: “Todas las cosas cambian, son transitorias. Sigan esforzándose sin pereza”. Insistiendo en la importancia del esfuerzo constante.

Hubo una etapa en la historia del budismo en China en la que se señalaba el método ‘paso a paso’ para aprender de los Sutras (textos canónicos del budismo). Según lo cual, al principio, la enseñanza de Buda expuesta en El Sutra de la Guirnalda [Avatamsaka Sutra] fue tan difícil, que resultó incomprensible; así que debía estudiarse en orden y desarrollarse desde las enseñanzas más simples hasta las más avanzadas:

[Agamas → Vaipulyas → Paramita Sutras → Saddharma Pundarika Sutra → Nirvana Sutra] Las Colecciones de los Discursos Principales → Los Discursos Extensos → Las Crónicas → Los Tratados sobre la Perfección de la Sabiduría → El Sutra del Loto → El Sutra del Nirvana.

Al respecto, en el estudio del budismo japonés, existe la siguiente frase: “tres años para el Vijñaptimatrata y ocho años para el Abhidharmakosabhasya”. Si se aprende bien la introducción al Abhidharma como estudio básico del budismo durante ocho años, ya luego se puede lograr la comprensión de los tratados poético-conceptuales, que son más difíciles, en sólo tres años.

El cimiento es lo más importante para cualquier cosa.


0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com