Buscar
  • EKO de México

La mejor ofrenda

Cuando ofrendas algo a quien te lo pide, no es la mejor ofrenda. Cuando abres tu corazón y das por tu propia voluntad, esa es la mejor ofrenda. Si únicamente ofrendas esporádicamente, no es la mejor manera; siempre hay que ofrendar.

Si te arrepientes después de ofrendar o te sientes engreído, no es el mejor modo de ofrendar. Cuando se olvida el placer de ofrendar, te olvidas de ti mismo como donante, olvidas a quien le diste y lo que diste; esa es la mejor manera de ofrendar.

Hacer una ofrenda correctamente implica no esperar ninguna recompensa y siempre mantener un corazón puro, deseando que uno mismo y los demás puedan lograr la Iluminación.

-Nirvana Sutra

La ofrenda no es para presumir

La primera de las Seis Paramitas es la virtud de la Generosidad, que involucra el sentido de donar u ofrendar; lo cual no se limita a darles dinero a los monjes por sus servicios, como se supone generalmente en Japón. La Generosidad es una de las principales virtudes de un practicante del budismo Mahayana, es algo que debe practicarse cotidianamente.

En el budismo Mahayana se considera el acto de ofrendar como la expresión más importante y esencial de la bondad.

Ofrendar y luego presumir o engreírse por hacerlo, invalida el acto como parte de la práctica budista. Sólo es meritorio realizar ofrendas ‘sin memoria’. Es importante realizarlas con pureza y frescura espiritual.

En Japón, desde hace mucho tiempo, usualmente se dice la frase: “Sanrin shojo”, que significa: “los tres círculos limpios”. Es decir que, no se debe tener apego por las siguientes tres cosas: por ti mismo como donante, por aquel a quien se ofrenda y por aquello que se ofrenda. Así tiene que ser para considerarse verdaderamente “una buena ofrenda”.

Las siete ofrendas inmateriales

Cuando se dice “ofrenda”, normalmente se piensa en algo material, pero existen otros tipos de ofrendas. La sonrisa y las palabras amables también son ofrendas.

Existen siete tipos de ofrendas inmateriales:

1. La ofrenda física o corporal

2. La ofrenda espiritual

3. La ofrenda de los ojos o la vista amable

4. La ofrenda de la expresión facial agradable

5. La ofrenda de la voz afectuosa

6. La ofrenda del asiento o el lugar

7. La ofrenda de hospitalidad

Tales ofrendas pueden ser, por ejemplo: el trabajo voluntario, la empatía o ponerse en los zapatos del otro, brindar una mirada cariñosa, una sonrisa, hablar con palabras amables, ofrecer el asiento u ofrecer el propio lugar de dormir para que lo use alguien más. Cualquier persona puede realizar fácilmente estas ofrendas aún sin poseer riquezas materiales.

Una de las principales virtudes en el budismo es la ofrenda de la voz afectuosa; como lo dijo el venerable maestro Dogen, de la escuela Soto Zen: “La ofrenda de las palabras amables tiene el poder de cambiarlo todo”.

Sobre la ofrenda física, los actos corporales en beneficio de otros o el trabajo voluntario, se considera que lo máximo es ofrecer el propio cuerpo como alimento para un animal hambriento. En el Sutra del Loto se narra un caso de inmolación por auto cremación como ofrenda a Buda. Por supuesto que esos casos son especiales, son ejemplos extraordinarios, pero inadecuados para la vida diaria.

¿Cuál es la mejor ofrenda?

Generalmente, respecto a la Generosidad expuesta en las Seis Paramitas, se mencionan tres tipos:

La primera es dar dinero u objetos para alguien.

La segunda es compartir enseñanzas o conocimientos con los demás.

La tercera es acompañar o apoyar a otros para que no tengan miedo.

Es asombroso que el esfuerzo para eliminar el miedo o la inquietud de los demás se considere una ofrenda meritoria. No es nada fácil quitar el temor de alguien, pero es posible estar cerca de quien lo sufre, escucharle y simplemente acompañarle. Al parecer, la ofrenda más importante y valiosa es quitar el sufrimiento de los demás.


1 vista

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com