Buscar
  • EKO de México

La pureza

Aún estando cubierta por el polvo de los apegos, existe la mente pura, sin mancha ni suciedad.

El agua adopta la forma redonda cuando se le pone en un recipiente redondo y cuadrada, cuando se le pone en un recipiente cuadrado. Sin embargo, no es que el agua tenga forma cuadrada ni redonda. Los seres humanos olvidan que el agua no tiene forma y piensan en la forma.

Los seres humanos piensan en si algo es bueno o malo, en si gusta o disgusta, en si existe o no existe. Sufren dominados por estas ideas y esclavizados por sus puntos de vista, porque persiguen sólo lo externo.

Si se devuelven esos conceptos esclavizantes a las condiciones externas, se descubrirá la verdadera naturaleza humana y se podrá alcanzar un estado de paz y libertad en cuerpo y mente.

-Surangama Sutra


‘Dokoisho’ es una palabra budista

En el budismo se ha considerado que la mente del ser humano es brillante y pura. A partir de esta idea se ha desarrollado toda una filosofía respecto a la afirmación de que el ser humano posee la ‘semilla de buda’; el potencial para lograr la Iluminación.

Usualmente en el budismo japonés el término 清浄Shojyo, “pureza”, se usa para describir un estado sereno del corazón, sin apegos ni imperfecciones. Se dice que esa misma expresión es el origen de la palabra usada a modo de porra para animarse a uno mismo o a otros: “Dokoisho”.

Esta palabra tipo porra proviene de un mantra que usaban los practicantes del Shugendo [un sincretismo religioso japonés; mezcla de budismo, shintoísmo y el culto local a las montañas], el mantra era: 六根清浄 “rokkon-shojyo”. Al subir la montaña ellos cantaban “Rokkon-shojyo, oyama wa seiten” para resistir el difícil camino y mantener un cierto ritmo, animándose entre todos. Ese canto se popularizó, pero cambió un poco la pronunciación. “Rokkon” se traduce literalmente como: ‘seis raíces’, pero se refiere a los seis órganos sensoriales humanos; ojos, oídos, naríz, lengua, cuerpo y mente. “Rokkon-shojyo” es una frase que induce a eliminar los apegos relacionados con esos seis órganos y al purificarse así, volver al origen, al estado puro.

Cuando alguien se levanta o se sienta, con frecuencia dice espontáneamente la palabra “Dokoisho” o “Yokoisho”, los demás al oírlo, burlándose le dicen que ya está viejo y cansado por usarla para animarse así mismo, pero esas palabras tienen su origen en el mantra “Rokkon-shojyo”. Esa persona debe recordar que está infundiéndose energía para volver a su origen puro.

Si alguna vez dices o escuchas la palabra “Dokoisho”, no debes pensar solamente en la vejez y el cansancio, eso sería una equivocación. Deberías tomarlo como una porra espiritual para ti mismo.

0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com