Buscar
  • EKO de México

Los hermanos Pantaka

Chulapantaka se volvió discípulo de Buda junto con su hermano mayor, Mahapantaka. El hermano mayor era muy listo, pero el menor no; no había aprendido ni un solo Sutra después de tres años de práctica. El mayor se enfadó con su hermano menor por no aprender nada, le mandó que regresará a su casa.

Buda encontró a Chulapantaka muy triste, le preguntó la causa y él le contó lo que pasaba. Entonces Buda le dijo; “El verdadero ignorante no sabe que es ignorante. Pero tú lo sabes. Por eso no debes sentirte mal ni triste por tu ignorancia”. Le dio un trapo y le recomendó que limpiara siempre con ese trapo diciendo: “Quito polvo, elimino la suciedad”.

Chulapantaka muy obediente, se dedicó a limpiar el templo diciendo “Quito polvo, elimino la suciedad”.

Finalmente, comprendió que el aseo verdadero es pulir el corazón con el trapo de la sabiduría y así, llegó a la Iluminación.

-Mulasarvastivada vinaya

Eliminar la suciedad del corazón.

En el budismo, no es tan importante la memorización o simplemente obtener conocimiento. No se puede llegar a la Iluminación sólo por el conocimiento.

Al contrario, una persona orgullosa de su gran conocimiento fácilmente se vuelve soberbia y su mismo conocimiento le puede estorbar.

Es decir, una persona recta que practica sinceramente como Chulapantaka, sabe reconocer sus propios defectos y puede salir adelante con calma.

Las personas que buscan la Iluminación tienen un “ideal muy alto”. Por eso mismo, se dan cuenta de sus defectos y se pueden volver cada vez más humildes.

Chulapantaka tenía ese ideal, por eso se avergonzó de su ignorancia que no le permitía aprender ni un solo Sutra. Pero se esforzó limpiando y diciendo la frase que Buda le recomendó, así pudo conocerse cada vez mejor a sí mismo.

Una persona verdaderamente ignorante no tiene ideales, ni reflexiona, pero cree que es alguien genial.

La Iluminación implica eliminar la suciedad del corazón. En el budismo se le llama a esa suciedad “apegos”.

Por tales apegos, nosotros juzgamos a otros según el propio gusto. Si algo nos conviene nos ponemos felices, si resulta lo contrario, nos molestamos. Lo que más existe en la vida son inconvenientes, por lo tanto, sufrimos.

Nos debemos fijar en el caso del discípulo Chulapantaka y tratar de eliminar la suciedad de nuestro corazón para estar más serenos.


0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com