Buscar
  • EKO de México

Los tres entrenamientos

Hay tres cosas que debe aprender y practicar un buscador de la Iluminación; el cumplimiento de los preceptos, la disciplina mental y la sabiduría.

¿Qué significa el cumplimiento de los preceptos? Como persona y practicante, es conducirse en todo conforme a los principios éticos, controlar cuerpo y mente, proteger las cinco entradas; es decir, los cinco sentidos, ser precavido respecto a cualquier mal y esforzarse para hacer lo correcto.

¿Qué significa la disciplina mental? Es cultivar la correcta concentración, alejarse de la maldad y de los apegos para luego conseguir tranquilidad y pureza.

¿Qué significa la sabiduría? Es la perfecta comprensión de las Cuatro Nobles Verdades. Es saber plenamente lo que es el sufrimiento, la causa del sufrimiento, la terminación del sufrimiento y el camino que conduce a la terminación del sufrimiento.

Al que aprende y practica estos tres entrenamientos, se le llama discípulo de Buda.

-Anguttara Nikaya

Los tres entrenamientos que los discípulos deben aprender y practicar

En el budismo se debe practicar para lograr la Iluminación que Buda logró. Suponiendo que un practicante de budismo sea algo así como un atleta espiritual, ¿cómo sería el entrenamiento para desarrollar su mente?

Normalmente los atletas entrenan repitiendo ejercicios tangibles y obtienen resultados concretos que pueden registrarse como al correr, saltar o lanzar. Para desarrollar la mente por supuesto que también se requiere de un entrenamiento específico, el cual es de tres tipos: el cumplimiento de los preceptos, la disciplina mental y la sabiduría. Tal como se menciona en el texto inicial.

Veamos ahora la relación entre los tres entrenamientos en orden inverso:

Lo que tiene que hacer un atleta espiritual finalmente es lograr la cabal comprensión de Las Cuatro Nobles Verdades, para saberlo bien requiere de la verdadera sabiduría. Para obtener esa sabiduría tan excelente tiene que practicar la concentración meditativa, que es el entrenamiento para cultivar la mente. Una manera concreta es practicando zazen; sentarse, estabilizarse y tratar de eliminar los apegos arraigados en la mente. Es necesario entrenar para poder mantener un estado ecuánime. Además, para desarrollar la correcta concentración de la mente hay que cumplir los preceptos.

Generalmente se considera que el cuerpo y la mente están separados, pero en realidad están inseparablemente conectados. Cumpliendo los preceptos se controlan los dos, interactivamente.

Estos son los tres entrenamientos que debe aprender y practicar un atleta espiritual. ¿Qué les parece? ¡Desarrollémonos como atletas espirituales!


0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com