Buscar
  • EKO de México

Olvidar el rencor

Actualizado: 27 de sep de 2019

“El rencor no se calma con rencor, si no, sólo cuando se olvida ese rencor, por fin se calma.”

--- “Dhammapada”


Cuando se firmó el tratado de paz después de la segunda guerra mundial, El representante de Sri Lanka se refirió a esas palabras de Buda y no reclamó la indemnización. Fue algo impactante. Expresó que quería esforzarse para construir la paz mundial olvidando el rencor a pesar de todo el daño que le provocó Japón durante la guerra.

Casi 50 años después, pasó el atentado del 11 de septiembre en Nueva York. Y el rencor causó la guerra de Irak y de Afganistán, y así se causó otro rencor hasta que apareció el Estado Islámico. Pues, la cadena de rencor no se corta si por lo contrario va creciendo cada vez más.

Sin embargo, también hay movimientos para cortar esa cadena.

El 2001 los fundamentalistas Islámicos detonaron dos estatuas de buda en Bamiyan, Afganistán. Fue terrorífico para todo el mundo. En el país budista Sri Lanka, estaba a punto de suceder la venganza; destruir la mezquita. Pero un anciano sabio propuso: “Aunque te golpeen no respondas con el mismo golpe, por qué no hacemos otra estatua de buda arriba de aquella peña.” Entonces los niños juntaron dinero de su monedero y le ofrecieron; “Por favor hagan otra estatua de buda con esto”. Fue muy poca la cantidad, pero esa anécdota se expandió y llegaron muchos apoyos desde distintos lugares del mundo hasta que lograron construir otro Buda.

También dicen que las personas que perdieron a sus familiares en el atentado del 11 de septiembre comenzaron a tener intercambio amistoso con la gente islámica y con los familiares de las víctimas de la guerra de Afganistán por el ataque del ejército estadounidense.

Así, la única manera de cortar la cadena del rencor es olvidar el rencor.

Buda nos enseña que dejemos el rencor u odio hacía los de más y vivamos en armonía. Ésa es la verdad infinita.


0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com