Buscar
  • EKO de México

Soy mi dueño

“Tú eres tu propio protector. Solo debes depender de ti mismo, eres tu propio refugio. Por lo tanto, primero debes controlarte a ti mismo”.

-Dhammapada (25.380)

A veces uno se pierde a sí mismo. Aunque haya comprensión lógica, se pierde control de la mente.

Hay varias causas de eso.

Muchas veces es por envidia, otras veces por desesperación al no tener dinero o trabajo. Es frecuente que las cosas no vayan siempre bien como se espera. La enfermedad o el ‘corazón roto’ también nos afecta y nos deja traumas.

En el año 2008, en una avenida de Akihabara, al mediodía de un domingo, en una zona sin acceso para automóviles, pero con mucha gente; un hombre de 25 años se metió con una camioneta y atropelló a cinco personas de la nada, luego se bajó de la camioneta y con un cuchillo atacó a doce personas más. Resulta que mató a siete personas, además siete personas quedaron heridas. Se considera uno de los peores crimines de asesinato indiscriminado.

El asesino comentó que no tenía a nadie con quien pudiera hablar y necesitaba que alguien le hiciera caso.

Obviamente lo que hizo es absolutamente malo, pero lo que comentó es algo que muchos jóvenes en la sociedad moderna padecen.

¿Por qué uno piensa que las cosas no suceden como se desea? Porque se tiene egoísmo y se está controlado por ese egoísmo. El egoísmo provoca deseos mundanos infinitos, por eso se sufre de frustración. En parte, es la naturaleza de los seres humanos.

Hay que curar el ‘corazón herido’. Como cuando al sentir hambre, se tiene que comer; también cuando se tiene el ‘corazón herido’, tienes que atenderte a ti mismo.

Esto no se puede pedir a otro. Tú mismo tienes que controlar tu ego y tus deseos, así irás logrando ser más adecuado para ti mismo.


2 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com