Buscar
  • EKO de México

Una flor de loto

Por ejemplo, una flor de loto no brota de una tierra limpia y fresca, sino que nace y florece del lodo sucio. También la semilla de Buda nace de los errores y los sufrimientos. El sufrimiento y la Iluminación son inseparables.

-Sutra Vimalakirti Nirdesa



¿Qué significa una flor que nace de la suciedad?

Es increíble ver las flores de loto tan puras y bellas en el estanque de lodo. Pero son así, justamente porque nacen del lodo. No es posible que un loto florezca en un campo abierto y fresco.

Esta metáfora nos enseña que entre más apegos tenga una persona, es más probable que brote en su interior la “bodhicitta”; una mente-corazón que busque la Iluminación.

En el budismo se dice que, el sufrimiento puede convertirse en Iluminación.

Todos nosotros tenemos sufrimientos y enfrentamos esos sufrimientos, sin mirar hacia otro lado. Así podríamos empezar a ver, desde tal situación, una pista para superarlos. Es decir; esos mismos sufrimientos, posteriormente, pueden servir como nutrientes para nuestra vida. Los sufrimientos son como el lodo del que se alimenta un loto.

Hay una frase del maestro japonés, el monje Saicho [766-822], que dice: “Olvidarse de sí mismo y servir a los demás es la bondad suprema”.

La bondad de considerar a otros poniéndose en sus zapatos, es lo fundamental del camino Mahayana y es el corazón de la “bodhicitta”. Buda toma el sufrimiento de otro como si fuera propio. Trabaja para los demás olvidándose de él mismo.

Ser “una flor de loto en el lodo” significa seguir beneficiando a los demás, a pesar del mundo sucio y corrupto. Esta metáfora es el símbolo de la “bodhicitta”.

La manera tan digna de ser de una flor de loto, en medio del lodo, implica una forma ideal de ser y crecer de una persona; ser alguien que pueda tener consideración y actuar para los demás, inclusive para todo el planeta, saliendo del egoísmo.

0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com