Buscar
  • EKO de México

Vacuidad


La vacuidad es una característica de la existencia, en este concepto no hay distinción entre las cosas o asuntos, todos son iguales en cuanto a que están vacíos de substancia propia e independiente, y vacíos de entidad permanente. El término sánscrito para esto es “shunyata”.

La esencia misma de todas las cosas es la vacuidad, porque todo es insubstancial, no se forma ni se destruye. Es complicado hacer una descripción exacta de este concepto con palabras. Todas las cosas existen relacionadas entre sí, mutuamente dependientes y nada puede existir por sí solo. Es como la relación entre la luz y la sombra, lo largo y lo corto, lo blanco y lo negro. Las particularidades de las cosas mismas no pueden existir sin depender de otras por eso se dice que, en realidad las cosas y los fenómenos son carentes de naturaleza propia; en sánscrito “nihsvabhava” (sin esencia ni substancia).

Además, si no hay sufrimiento no hay iluminación, si no hay iluminación no hay sufrimiento. No hay diferencia entre estas dos cosas, por lo tanto, no hay dos aspectos en conflicto.

-Lankavatara Sutra

Nada es permanente

‘Shunya’ es una palabra del idioma sánscrito de la antigua India y su significado arcaico es “cero”. Este concepto del cero fue descubierto por los indios, gracias a eso pudieron desarrollar enormemente sus conocimientos matemáticos, incluso lograron un sistema decimal de valor posicional.

‘Shunya’ no simplemente significa el número cero, también se refiere a una de las características de la Existencia: la carencia de substancia absoluta y permanente; ‘shunyata’.

Desde el concepto de ‘shunyata’ todo se considera igualmente sin esencia ni entidad. En el mundo mismo en donde estamos se hace evidente la constante transformación de todo; las cosas aparecen y desaparecen de manera cíclica.

Los apegos y el sufrimiento aparecen porque distinguimos y clasificamos todos los fenómenos desde nuestra perspectiva. Sin embargo, cada objeto de nuestro apego no tiene entidad propia, es solamente una estructura dinámica, temporal y compleja; es ficticia. Por ejemplo, imaginemos una fuente de un parque que, mientras funciona su mecanismo el agua siempre está en movimiento, no se detiene y constantemente cambia su forma y apariencia. Nuestra vida es como el agua de la fuente, toma ciertas figuras, pero se transforma constantemente, siempre cambiante; así es la vida de una persona. Cuando el funcionamiento de la fuente se detiene, se detiene el movimiento del agua. Cuando morimos también nosotros terminamos. Podemos opinar muy diversamente sobre las fuentes y las formas del agua que producen, pero el agua simplemente es agua.

Nada tiene entidad propia, permanente, absoluta e independiente, pero nosotros consideramos las cosas con predisposición y apegos. El concepto de ‘shunyata’ nos muestra otro punto de vista. Buda lo enseñó para que nos percatemos de la “vacuidad” como una característica de la realidad y así, despertemos para liberarnos del apego a la idea de un ser permanente.

0 vistas

© 2023 by Nature Org. Proudly created with Wix.com